Pulgas

Las pulgas adultas mantienen una asociación (parasitismo) con los perros, gatos, ratas y otros mamíferos. Los humanos son menos atacados, a menos que la población de pulgas sea muy grande. Es importante recalcar la importancia de su contro, ya que la pulga adulta se alimenta exclusivamente de sangre y es muy alta la posibilidad de transmitir enfermedades (pestes, cólera, salmonelosis, fiebres hemorrágicas, entre otras).