Murciélagos

Los murciélagos son un ejemplo de expecie protegida por ley, que llega a construir una plaga cuando se instalan en lugares que no integran su hátibat natural. Además de por sus chillidos, los murciélagos instalados en edificios son causa de molestias por sus excretas y orina.

La acumulación de heces de murciélagos en áticos o en el suelo, crea un ambiente favorable para el crecimiento de un hongo fúngico que puede producir una enfermedad pulmonar. Los murciélagos frecuentemente seleccionan los edificios que se encuentran cerca de agua (arroyos, estanques, lagos, etc.) y donde haya insectos en número adecuado.

Aunque no se sabe cuales son las razones, los murciélagos se sienten atraídos por los edificios donde haya habido una infestación previa.